El turrón blando es un clásico en Navidad irresistible para muchos. El problema suele ser que tiene un elevadísimo contenido en azúcares refinados. Sin embargo, esta receta es una opción perfecta para que disfrutes de su sabor sin perjuicios para tu salud.

Si quieres la textura tradicional en lugar de gel, simplemente, elimina la iota (un alga roja) de los ingredientes y sáltate el paso 2. El resto del procedimiento es el mismo!/p>

    INGREDIENTES:
  • 400ml leche almendras.
  • 100g pasta almendras molidas.
  • 1 cucharita de canela.
  • 1 ralladura de limón.
  • 1g de iota.
  • 1/8 sirope yacón.
  • 10 gotas estevia.
    • PROCEDIMIENTO:
  • 1. Vierte todos los ingredientes en la batidora y bate a velocidad 8 durante 30 segundos o hasta que no haya grumos.
  • 2. Traspasa a una olla y lleva a ebullición sin dejar de remover. Deja que hierva 3 minutos.
  • 3. Traspasa a un molde de turrón. Espera a que se enfríe un poco y a continuación guardar en la nevera.
  • 4. Espera al menos dos horas antes de desmoldar.
  • 5. Desmolda con cuidado y decora con canela en polvo, gotas de chocolate, flores, o lo que nos guste!