La salsa romesco se usa para acompañar carnes, pescados y verduras. Es una de esas salsas que se convierten en“fondo de armario”al probarla.


En Cataluña se utiliza para acompañar a los calçots, una cebolla típica de Lérida que se consume asada al horno. Pero la salsa romesco también puede ser un acompañamiento perfecto para los espárragos, los bimis (también llamados brócoli baby, es un cruce entre brócoli y la col china) o cualquier otra verdura que se te pase por la cabeza.

    INGREDIENTES:
  • 3 tomates maduros.
  • 3 ajos.
  • 2 ñoras.
  • 30 g de almendras tostadas.
  • 250 ml de aceite de oliva virgen extra.
  • El zumo de 1 limón.
  • 1 guindilla.
  • 1 cucharadita de pimentón dulce.
  • Sal del Himalaya al gusto.
    • PROCEDIMIENTO:
  • 1. Rehidrata las ñoras la noche anterior (8 horas). Descarta el agua de remojo, sácales las pepitas y reserva la carne (con la piel incluida).
  • 2. Asa los tomates y los ajos, para ello deberás hornearlos a 200º durante 10 minutos los ajos, y 15 minutos los tomates.
  • 3. Una vez asados los tomates y los ajos, coloca todos los ingredientes en el vaso de la batidora y selecciona el programa "smoothies". Pulsa ON.
  • 4. Prueba y rectifica de sal si fuera preciso.