El queso fresco es un alimento muy versátil en la cocina, podemos consumirlo en ensaladas, con unas tostadas, o simplemento añadiendo un poquito de miel por encima. Este es el sustituto perfecto si queremos evitar la lactosa, la caseína o simplemente deseamos optar por una opción vegetal.


Imposible no aficionarse a prepararlos durante el verano!

"Acompáñalo de la receta de chutney de caqui para disfrutarlo todavía más!"

    INGREDIENTES:
  • 2 L de leche de soja.
  • 60 ml. de zumo de limón.
  • 1 cucharada de estragón – o cualquier otra hierba aromática.
  • Un buen pellizco de sal del Himalaya.
  • *Necesitarás un "cheesemaker" como el de Lekué.
    • PROCEDIMIENTO:
  • 1. Pon a calentar la leche de soja en un cazo hasta que empiece a hervir.
  • 2. Una vez haya empezado a hervir, añade el zumo de limón y un pellizco de sal. Apaga el fuego y remueve con una espumadera. La leche se precipitará y verás que se forman grumos.
  • 3. Deja reposar durante 30 minutos.
  • 4. Cuando haya pasado el tiempo de reposo, pasa la leche de soja por el colador que incluye el set del Cheese Maker de Lekué. Tienes que colarlo poco a poco, añadiendo las hierbas aromáticas escogidas al mismo tiempo.
  • 5. Cuando hayas colado toda la leche, presiona con una cuchara para eliminar el exceso de agua y para que el queso coja bien la forma.
  • 6. Deja reposar en la nevera al menos 2 horas antes de consumir tu queso fresco.