La berenjena es el ingrediente principal de este plato típico de los países árabes. Aunque en la receta original el primer paso es flamear la piel de la berenjena antes de hornearla (ablandando así su carne y aportándole un sabor ahumado), puedes omitir este paso y el resultado será también delicoso.

Algunos buenos motivos para preparar esta receta, además de su rico sabor: Posee un elevado contenido en minerales como el potasio, el fósforo, el magnesio o el calcio, así como en vitamina A, E y C. También vitamina B2 y B6.

“un rico sabor y elevado contenido en minerales como el potasio, el fósforo, el magnesio o el calcio, así como en vitamina A, E y C.”

    INGREDIENTES:
  • 3 berenjenas.
  • 1/2 cebolla.
  • 1 ajo.
  • Sal del Himalaya al gusto.
  • 1 chorrito de limón.
  • 2 cucharadas de aceite de oliva.
    • PROCEDIMIENTO:
  • 1. Precalienta el horno a 200º.
  • 2. Con la ayuda de un pincel de cocina, pinta las berenjenas con el aceite. Colócalas en una bandeja y hornea durante 35 min o hasta que al pincharlas estén blandas.
  • 3. Retira las berenjenas del horno y pélalas. Traspasa su “carne” al vaso de la batidora junto con el resto de ingredientes y bate a velocidad 3 hasta que los ingredientes se hayan mezclado bien.
  • 4. Sirve acompañando de verduras crudas.